Desanimados y cabreados

He asistido esta tarde a una conferencia dada por Angeles Caso con motivo de la publicación de su última novela “Donde se alzan los tronos”. Muy Interesante, dada con su voz grave tan agradable, nos ha dado unas pinceladas sobre los personajes de esta novela histórica, sobre el papel de la mujer en la poítica de hace 300años, sobre las cortes reales de la época y sobre los entresijos del poder.

Ha comentado que al escribir una novela histórica como esta, veia reflejadas en el momento presente las mismas actitudes y comportamientos de los gobernantes de otras épocas. Y se ha confesado apesadumbrada y desanimada por las pésimas acciones de gobierno y actitudes de los políticos actuales. Oyendo esto, me ha parecido deducir que habría habido una fase histórica intermedia en que los políticos y el “sistema” funcionaban bien, con mejores actitudes y más oportuna gobernanza de la res pública.

Ante la situación actual a muchos nos pasa algo así: nos parece que ahora los políticos lo hacen peor, y hasta las encuestas indican que para muchos ciudadanos la propia clase política es un problema en lugar de ser al menos parte de la solución.
¿Dónde hemos estado hasta ahora?. ¿A dónde mirábamos, o qué veíamos?

Viene en la estructura mental y social de los humanos el comportamiento que hemos tenido desde la época en que una tribu nómada acampó un dia en un buen paraje, y se quedó a vivir en un sitio fijo. Quien detenta el poder bajo cualquier título, y obtenido por cualquiere medio lo utiliza para la propia satisfacción, y en beneficio propio y de sus próximos, a costa del resto de los prójimos, llamados primos, esto es, los gobernados. Y sólo a veces, marginal  y ocasionalmente, sus acciones tienen efectos colaterales favorables sobre los ciudadanos, que temporalmente pueden mejorar su condición.

Si alguna vez nos ha parecido que la política estaba hecha para nosotros y en nuestro beneficio, el de los vulgares ciudadanos, no sufráis, sólo ha sido un espejismo. Me temo.

Mucho tendremos que cambiar todos, para que podamos montar un nuevo sistema de poder y de toma de decisiones en el que esta visón que hemos tenido se convierta en realidad.

16 de noviembre de 2012

Esen

 

Anuncios