Democracia participativa_01

Está bien claro que a casi nadie nos gusta la democracia representativa al estilo de las actuales, en las que entre todos elegimos de cuando en cuando a una serie de políticos, que una vez al mando tienen autonomía para decidir lo que consideren, incluyendo la posibilidad de mantener o cambiar leyes que les permiten seguir disfrutando de privilegios. Esto no parece dar buenos resultados en general, y el sistema sólo funciona aceptablemente si se cumplen una serie de condiciones: que el diseño del sistema electoral dé unos resultados razonables que reflejan lo votado por la población, que haya una presión efectiva para que los elegidos cumplan sus programas electorales, que haya muchos sistemas de control que funcionen bien, etc.

Este tipo de democracia me parece una evolución civilizada del antiguo sistema del jefe de grupo o del caudillo, donde el más fuerte, el más hábil o el más bruto se hace con el poder, y mientras otro no le destrone, puede hacer lo que le dé la gana. Reconociendo que hemos evolucionado, el avance no parece suficiente, ya que seguimos “delegando” en otros, todas las decisiones sobre la cosa pública.

Tenemos que inventar un sistema sin políticos, en el que los ciudadanos nos representemos a nosotros mismos. Tendría que haber una serie condiciones para la creación de ese sistema. Por lo pronto, se me ocurren las siguientes:

– Cada ciudadano se ha de poder representar a sí mismo, y debe poder participar en la toma de decisiones personalmente. Si algún ciudadano por falta de tiempo o de ganas prefiere que otro lo represente, igual que en las reuniones de vecinos, puede delegar temporalmente su voto en otros, aunque esa delegación puede ser anulada en cualquier momento.
– No ha de haber políticos que vivan del presupuesto colectivo. La primera idea general es que un cuerpo de funcionarios profesionales ejecute las decisiones de los ciudadanos.
– Que cada individuo pueda votar con su DNI electrónico las diversas leyes y actos de gobierno. Y habrá que discutir si el voto tendría que ser obligatorio o no.
-Que existan unos foros oficiales (aunque libres) de una “web o red social” política donde se publiquen las diferentes propuestas. Estas propuestas pasarían por una pre-votación donde se reducirían a unas pocas, que son las que finalmente se votarían.

Esto así planteado es demasiado genérico y llevaría quizás a una dispersión de opiniones y criterios que lo haría inviable. Parece lógico que los ciudadanos se agrupen en función de sus ideas o de sus intereses en torno a una especie de “partidos”, que serían unas agrupaciones libres de opinadores. En principio, cada ciudadano podría formar su propio “partido” en esa web pública, que en función del apoyo recibido por otros se mantendría, progresaría o acabaría cancelándose por falta de suficientes “me gusta”.

Estos grupos no tendrían ningún poder en sí mismos y no recibirían más subvención o ayuda que el derecho a tener su foro correspondiente en la web donde realizar sus propuestas y aunar criterios. En este sentido, quizás se debería tener el derecho a usar salas públicas de reunión, por turnos, para realizar debates y foros de discusión. El medio de comunicación pública y discusión sería siempre la web política gratuita, y estaría prohibida cualquier propaganda fuera de estos canales oficiales.

Se habrían de establecer una serie de calendarios para la presentación de propuestas, de forma que pudieran ser discutidas, y también para la concreción de un cierto numero de alternativas. Luego, cada particular votaría de dos posibles maneras: bien votando personalmente en cada uno de los asuntos que se fueran a decidir con su propio criterio, lo que requiere más trabajo y esfuerzo personal, o bien suscribiéndose a los criterios de alguno de esos “partidos”, que previamente habría publicado.

Creo que se tendría que votar todo: desde las constituciones hasta las leyes pasando por decretos de todo tipo. En un ámbito local, creo que se tendría que votar incluso acerca de los modelos de las nuevas farolas que se hayan de poner en las calles, debiendo ser públicos todos los datos relativos, como su coste, consumos, plazos de entrega, y la empresa que las va a poner.

Tendría que haber votaciones en diversos ámbitos, desde europeas a locales. Pero seguramente también habrían otros niveles de decisión intermedios de los que habría que determinar su necesidad.

En este sistema quizá utópico, ¿qué problemas pueden aparecer que acaben anulando sus teóricas ventajas? De entrada se me ocurren varios, aunque seguro que hay más. Será necesario por tanto prever mecanismos que anularan o compensasen estos problemas. Estos son los que se me ocurren en esta primera aproximación:

– Que al ser el voto directo se puedan tomar decisiones poco meditadas o extremas. Este problema es seguramente irrelevante porque los políticos actuales llevan años tomando decisiones totalmente erróneas, de forma que no podría ser peor.
– Que por algún motivo esos funcionarios, que habrían de ser meramente ejecutores, acaben tomando relevancia y terminen como un poder efectivo y no controlado por la ciudadanía. Hay que pensar muy bien cómo habría de funcionar esta alta administración.

– Que la mayoría de los ciudadanos decidan delegar siempre su voto en las agrupaciones mayoritarias, de manera que se acabe en una especie de bipartidismo. Mientras este sistema político tuviera un bajo coste, y ningún otro problema añadido, quizá no sería  peor que ahora.

– Que la opinión de los votantes se pudiera verse excesivamente influida por algunos medios de comunicación. Esto es algo que en la actualidad ya sucede, pero no acabo de vislumbrar si podría ser peor o no. 

Esto es sólo un primer esquema, que habría de ser revisado y completado, antes de poder entrar a su diseño en detalle. No se si puede valer para algo.

Menos mal que pensar y escribir en un blog es prácticamente gratis.

esendraga

El feed-back o la realimentación

Cuando estudiaba matemáticas o física, casi todas las funciones y los procesos meramente teóricos los veía luego reflejados en las más diversas realidades naturales, humanas o sociales. Cosas tan tontas o tan importantes como que los sentidos de los seres vivos perciben los diversos fenómenos en escalas logarítmicas, o que sin darnos cuenta estamos sumergidos en las leyes de la probabilidad.

Todo esto podrá ser objeto de otros articulillos, porque ahora quiero referirme a los servosistemas, y al feed-back que en español deberíamos llamar realimentación. Hace años que vemos este concepto ser mencionado en los más diversos ámbitos, pero es que muchas conclusiones matemáticas que del estudio de los servosistemas se derivan son aplicables a la vida diaria. Esto me lo ha recordado un post de este interesante, aunque especializado blog.  http://seguridad-de-la-informacion.blogspot.com.es/

Había una asignatura llamada específicamente servosistemas (en adelante SS), que me costó aprobar, pero que si tenéis paciencia con la introducción, veréis el interés que tiene su análisis para nuestra vida diaria.

Servosistema (SS): es cualquier conjunto de diversos elementos, inteligentes o no, pasivos o activos, unidos entre si por una serie de relaciones, de forma que unos dependen de otros. Casi cualquier fenómeno se puede analizar como un SS.

Ejemplos: cuando queremos llenar un vaso con agua del grifo lo ponemos debajo y abrimos; si vemos que el chorro no queda centrado sino a un lado, movemos el vaso hacia allí. Si vemos que el chorro es demasiado fuerte o demasiado débil, cerramos o abrimos un poco el grifo con la otra mano. Normalmente al primer o segundo intento nos queda centrado y el chorro a la velocidad correcta. En este caso estamos manejando dos SS simultáneamente: uno de posición del vaso bajo el chorro y otro que controla su intensidad. Cuando conducimos  un vehículo es parecido: vamos moviendo el volante un poquito cada vez, y vemos cómo reacciona el coche, para ir por donde queremos. Si vamos demasiado cerca del borde derecho giramos un poco a la izquierda y al revés.

Cuando hablamos cara a cara con otra persona, manejamos infinidad de SS. Si vemos que nuestro interlocutor pone cara de no oirnos bien, hablamos más fuerte. Por su parte el otro si pone cara de no oir, es para incentivarnos a chillar más. Si nos parece que no está interesado en lo que decimos, cambiamos el tono, o intentamos expresarnos de una manera más atractiva. Si discutimos, vamos modulando el tono, más o menos agresivo en función que cómo el otro encaja nuestra agresividad.

La realimentación: Los SS simples constan de un mecanismo que transforma una acción en un cierto efecto: girar el volante hace que el vehiculo se mueva hacia un lado. La realimentación es la manera en que ese efecto es visto o sentido por quien actúa y le hace cambiar. Este feed-back puede ser positivo o negativo.

Ejemploa: si dos personas que dicuten, cuando más chilla cada uno de ellos más se cabrea el otro. Es una realimentación positva porque el efecto hace que la causa se incremente. Y en este caso es de doble sentido.

Si un maestro tiene una clase tranquila, hablará sosegadamente. Pero si el grupo se empieza a excitar, el maestro subirá el tono y dirá lo necesario para calmar los ánimos. Si lo consigue, tendrá el efecto de una realimentación negativa que acotará o reducirá el follón.

Posible comportamiento de los SS.

  • Sistema Explosivo. En un SS con realimentación positiva, como el caso de la discusión, el nivel del fenómeno (la violencia de ambos) crece con un mal final, salvo que aparezca un nuevo elemento externo o interno, que podría ser el creciente miedo a hacerse daño. A veces el feed-back positivo lleva a un resultado cada vez menor: si un enfermo no come, cada vez está más débil y cuanto más débil menos ánimo tendrá para comer, con resultado final de encefalograma plano.
  • Sistema Amortiguado. Si el profe del ejemplo controla bien la situación se llegará a un equilibrio orden/desorden en la clase, que si el docente es hábil podrá mantener al nivel deseado. Por supuesto, mientras no aparezca algún elemento externos como por ejemplo el timbre que invita al recreo.
  • Sistema Oscilante. Que es como suele funcionar todo aquello que no se desmadra. Nunca conducimos en una perfecta linea recta, siempre damos pequeños tumbos.  Es lo que podemos llamar mantener una situación controlada, mediante impulsos alternativos hacia arriba y hacia abajo para mantener un nivel de lo que sea.
  • A veces las oscilaciones permanecen constantes, pero otras veces se van ampliando hasta ser explosivas, o se reducen hasta llegar a un punto constante. En definitiva es el funcionamiento pendular.

Como veréis, cualquier aprendizaje que se base en el mecanismo acierto-error es un servosistema, más o menos complejo. Pero menos mal que normalmente sabemos qué hacer sin que sea necesario estudiar ecuaciones diferenciales.

Pero algunas veces puede ser útil ser conscientes de algunas relaciones en procesos que nos son importantes, y en especial me interesan los sistemas estilo péndulo. Cuando la masa pendular está en el punto bajo a toda velocidad y empieza a subir, la fuerza de la gravedad tiende a evitar que suba, con más fuerza cuanto más alta está. Hasta que llega un momento en que ese freno es lo bastante poderoso para hacer que el movimiento se detenga, y se invierta el proceso.

Pensemos en el contínuo represión-libertad (o libertinaje según los casos) en el seno de un grupo humano. En una época de elevada represión se empiezan a generar fuerzas internas que se oponen a ella, y que van creciendo poco a poco, hasta que llega un momento en que son tan intensas que consiguen hacer que el sistema vaya cambiando hacia una política de mayor libertad. Una vez iniciado el proceso de liberalización, esas fuerzas internas eran tan fuertes que el movimiento hacia una situacion de mayor libertad no se detiene al llegar a lo que podría ser un punto medio más o menos razonable, sino que sigue hasta que el creciente desmadre empieza a generar otras fuerzas internas de oposición que invierten la tendencia. Es lo que nos suele pasar en muchos aspectos, lo que popularmente se conoce como “calvo o con tres pelucas”.

Es el fenómeno del volantazo excesivo, que seguido de otro cotravolantazo también excesivo nos saca fuera de la carretera. Lo difícil es saber en cada circunstancia si corregir inmediatamente o esperar un momento, o si girar bruscamente o mediante movimientos suaves.

¿Enseñanzas prácticas? Pues cada uno puede sacar la suya. A mi me interesa la relaciçon de una persona con su entorno, que de alguna manera tiene que manejar, en la familia, en el trabajo o con nosotros mismos. Ante acciones de otros que de alguna manera nos afectan tenemos que hacer algo, bien para actuar con un feed-back positivo y conseguir más de esa acción sin nos agradaba, o con realimentación negativa para evitar que se repita o al menos conseguir reducirla. Y como en la conducción, el problema estriba en dosificar nuestra acción correctora. Todos conocemos gente impulsiva que reacciona en exceso o excesivamente rápido provocando un efecto desmedido que no hace más que estropear las cosas. A veces quizá es peor reaccionar tarde que hacerlo intensamente. Otras veces puede ser mejor esperar antes de mover ficha tanto para ver la evolución espontánea del asunto, como para calibrar mejor el posible efecto de nuestra acción.

A quien su instinto no le baste para que todo esto le salga bien sin ni siquiera pensar, no nos queda más opción que observar nuestro entorno, ver su evolución, analizar los efectos de nuestras acciones y las de los demás, y con un poco de teoría de servosistemas ir descubriendo la mejor acción y su dosificación.

Y por supuesto, equivocarnos todos los días sin remedio. Pero lo daremos por bien empleado si aprendemos algo que nos sirva para la siguiente.

Esendraga

Autodeterminación y secesión

Sobre el mismo tema, y sólo para pedir un poco de seriedad, un poco de serenidad, y un poco de racionalidad.

Cuando se da la circunstancia de que la gente de un territorio, parte de un estado, manifiesta que desearía la secesión hay una primera pregunta: ¿valdría con que la mayoría de esos habitantes deseara la independencia? En este momento, parece que hay mucha prisa por los políticos catalanes, pero yo diría que hay cuestiones previas y varios pasos que se deberían seguir:

1- Los habitantes del estado deberíamos votar todos en referendum si queremos que sea posible que, bajo determinadas condiciones a pactar, una región cualquiera pueda segregarse del conjunto.

2- Caso de voto favorable, acordar, consensuar, y cambiar o adaptar las leyes precisas que lo hagan posible y que rijan racional y legalmente el proceso. (ver mi post anterior)

3- Con esas reglas delante, es cuestion de que cada ciudadano se piense si quiere que suterritorio sea o no independiente, y que siga los pasos establecidos.

4- Y una vez se cumplan todas los requisitos y pasos fijados, habrá que negociar las condiciones concretas.

Curioso que en el caso de Escocia, donde antes de dos años habrá un referendum, y en el caso de que salga que sí, todavía les quedará por negociar qué moneda usarán, que tipo de relación guardarán con el Reino Unido, y toda una serie de incógnitas como si desde la CE les dejaremos entrar…

Esen

26 sept 2012

Sobre la exigencia de claridad. Clarity Act.

Los canadienses nos llevan la delantera en estas cosas de las independencias, porque la gente del Quebec hace años que va detrás de separarse de la confederación. Intención que ahora, con bastante ruido, están manifestando los catalanes.

Este proceso parece rodeado de cierta confusión, tanto en su origen como en su desarrollo. En cuanto al origen sería cosa de otro artículo, pero en cuanto al desarrollo, el problema fundamental es que no hay un procedimiento trazado para un proceso de segregación como el que se pretende. Los políticos catalanes intentarán buscar un camino que no existe, lo que seguramente va a dar lugar a situaciones de lo más extraño.

Además, después de los catalenes, van a venir otros con pretensiones del mismo tipo, y si no se canalizan estas peticiones de una forma medianamente racional, vamos a tener un buen lío.

Esta inquietud independentista de muchos catalanes constituye un fenómeno real y un problema sobrevenido, pero que nadie tiene estudiado ni previsto cómo se puede solucionar. Un comentarista decía el otro dia que es como quien de repente encuentra un elefante en su sala de estar: puede ser objeto de discusión acerca de su origen, o de cómo ha llegado hasta ahí. Pero no se puede ignorar su existencia, y hay que ver con seriedad qué se hace con él.

Esta necesidad es la que sintieron en Canadá con el movimiento independentista del Quebec. Debió de ser tal la confusión y la ambigüedad de los planteamientos, que se aprobó en el año 2000 una ley federal que llaman Ley de la Claridad o “sobre la exigencia de claridad”.

 

Esta ley es relativamente simple y dice básicamente:

  • Ninguna provincia (llaman así a sus Autonomías) tiene derecho a separarse unilateralmente de la federación.
  • Pero el estado queda obligado a promover las modificaciones necesarias en la constitución para que la secesión pueda ser legal, si y sólo si, un referéndum que plantee una cuestión suficientemente clara y sin ninguna ambigüedad a la población, y que sea apoyado claramente por la gran mayoría, tanto cuantitativa como cualitativa,Que es el parlamento del estado donde debe dirimirse si la cuestión planteada en el referendum y su resultado son suficientemente claros.
  • Que tras esto, se deberían emprender negociaciones sobre los términos de la independencia en las que deben participar tanto el gobierno del estado como el de las demás provincias.
  • Que las negociaciones han de basarse en los principios del federalismo, de la democracia, del constitucionalismo, de la primacía del derecho y del respeto a las minorías.
  • Las negociaciones han de incluir aspectos como la división de activos y pasivos, las fronteras, y “la situación de los pueblos aborígenes y la protección de las minorías”

Y es curioso que dice expresamente que “el gobierno del Canada no podrá entablar ningún tipo de negociaciones que pudieran llevar a la secesión de una provincia, y por consiguiente a la pérdida de la nacionalidad canadiense y de los derechos que lleva aparejados a los ciudadanos que en ella habiten, a menos que su población haya declarado clara y mayoritariamente su petición de secesión”.

Algo parecido será necesario aquí, ya que se trata de un movimiento más bien visceral, pilotado por políticos a quienes beneficia tanto la confusión y la falta de claridad, como la oposición irracional de elementos centralistas con la que se tienen que enfrentar.

Una vez tenemos el elefante en la salita, no discutamos cómo ha llegado allí, o si debería o no estar; intentemos hablar clara y positivamente de qué hacer con él, sin necesidad organizar un zafarrancho mayor del necesario.

Esen

Referencias;:

http://laws-lois.justice.gc.ca/fra/lois/C-31.8/page-1.html#s-1.

Algunos ciudadanos de Alberta también querrían la segregación: http://www.freealberta.com/secession.html

 

La post-crisis_03. Nos hemos robado desde el pasado.

La idea es que durante los pasados años de bonanza se encontró el sistema de hacer un butrón en el tiempo y robar riqueza del futuro. Ahora estamos ya en ese “futuro” y nos damos cuenta de que nos falta dinero, estamos pobres y sin trabajo, y es porque nosotros mismos nos hemos robado desde el pasado.
Un mismo hecho o situación se puede ver desde muchos puntos, pero respecto a la situación de crisis esta es una manera de verla que quizá nos ayude a entender qué pasó. No sé quién ha acuñado el concepto, pero a mi me ha servido.

Por ejemplo, ¿dónde está el dinero que ahora Bankia y otros Bankios dicen que les falta?

Los bajos tipos de interés hicieron que particulares, empresas y administraciones pidieran créditos a los diversos bankios. Esto representaba disfrutar en aquellos momentos de una riqueza que todavía no se había generado, aprovecharse de lo que habría de ser producido en los próximos años.

¿En qué se fué ese dinero que ahora nos falta? Se habla de 20.000M€, o de 50.000 o incluso más.

  1. Por supuesto en los sueldos, primas y bonos para los gestores de toda esa maquinaria. Pongamos 100, 300 o 500 directivos @  una media de 10M€ (millones) cada uno, por la cuenta de la vieja serían 5.000M€, o quizá el doble, pero nos hacemos una idea de magnitud. Esta gente, con esos generosos emolumentos se ha comprado casas, coches, joyas, y habrá metido otra parte en las “islas del cocodrilo” que decía una entrevistada por la calle. (quizá se confundió con lo de Lacoste)
  2. Otra parte se fue en créditos a las empresas: algunas inversiones resultarían productivas, pero otras están ahora en forma de fábricas cerradas, naves vacías y polígonos industriales casi sin usar. Y algunos industriales que se llevarían el dinero antes de invertirlo realmente. No tengo idea cómo aproximar los créditos destinados a este apartado.
  3. Administraciones. El gasto público da alegría, todo es más bonito, el estado del bienestar proporciona más ídem, y los políticos salen reelegidos haciendo que la gente vea que todo va bien.
  4. Constructores: Los créditos que tan alegremente dieron esos bankios, y que ahora nadie va a devolver. se emplearon en:
    1. Pagar precios increíbles a propietarios y especuladores de terrenos rústicos que luego se iban a revalorar una barbaridad con bonitas casas y fastuosos bloques construidos encima. Algunos de esos campos todavía tienen algarrobos y hierbajos.
    2. Lógicamente hay mucho realmente construido, vendido o no, y eso es riqueza acumulada y casi perdida: hormigón, acero, cobre, cerámica y accesorios, dinero tirado que quizá algún dia sea útil. Leo (1) que hay un stock de viviendas que llega en número a los 2,32 millones. La diferencia entre el precio al que las pensaban vender (digamos a 150.000€ cada una) y el precio que realmente hoy pueden valer (¿80.000?) podría dar una pérdida, sólo por tener una idea, de unos 200.000M€.
    3. Otra parte se fue a los correspondientes ayuntamientos y otras administraciones, tanto en forma de impuestos legales, como bajo la forma de “obsequios” a los políticos y funcionarios que facilitaron recalificaciones y licencias. Todo esto imposible para mi de evaluar ni siquiera aprox. Y a todo este caudal hay que sumar las cantidades del apartado 3 que las propias administraciones pidieron prestado al sistema financiero.
      1. La parte ilegal se fue en financiación a los partidos, en caprichos personales de los beneficiados y en evasión de capitales,
      2. Y la parte visible se gastó alegremente en lujos públicos, algunos de ellos útiles, de los que todos nos aprovechamos como carreteras, parques o colegios, y otras superfluas y caras como fastos y fiestas, y megaconstrucciones “ad maiorem gloriam.”
      3. A su vez, lo empleado en todas estas obras se divide en lo realmente construido, más las pérdidas colaterales hacia diversos bolsos y bolsillos.
  5. Familias. Parece que durante los años de bonanza el gasto de las familias creció en una proporción muy superior al incremento de los sueldos reales. Todo esto salió del endeudamiento de todos. En la actualidad, según (2) hay en España 42.000 fincas hipotecadas, de las que 40.000 son urbanas y de las cuales, 25.000 son viviendas. Visto el parque de viviendas sin vender de más de 2 millones, 40.000 hipotecas parecen pocas. De todas maneras, según el INE (3) el importe medio de las hipotecas es de 112.600€. Lo que da un importe total hipotecado de casi 5.000 M€, lo que vistas las cifras que barajamos parece poca cosa.

Total, que ya estamos en ese futuro con la caja vacía. Los que ahora hemos pasado la cincuentena de años tenemos hijos digamos que treintañeros, muchos de ellos desempleados, o con bajos sueldos, o con escasas expectativas.

Aquellos de nosotros que hemos tenido algo de suerte en el trabajo, y un poco de cuidado con la economía familiar, tenemos pagada nuestra vivienda, e incluso algún apartamento o adosado en la playa o el monte. Y quizá algún ahorrillo. Me atrevo a pensar que parte de ello se lo robamos en los últimos 20 años al futuro en el que estamos. Y si no lo robamos nosotros directamente, al menos nos aprovechamos de los productos de aquel latrocinio.

Probablemente, parte de lo que sacamos entonces es lo que ahora les falta a nuestros hijos. Si para recuperarlo confían en la herencia, lo tienen mal, porque lo normal es que nosotros nos muramos cuando ellos estén en la edad de jubilarse. Así que les ayudamos bien acogiéndolos en la casa familiar cuando se quedan sin vivienda, o de la manera que mejor se pueda.

Creo que esta compensación inter-generacional es lo que seguramente nos salva, al menos en parte, de que el paro record que tenemos lleve aparejada una mayor conflictividad social, como cabría esperar.

Junio 2012

(1)  http://www.eleconomista.es/vivienda/noticias/2851687/02/11/Afinando-numeros-el-stock-real-de-viviendas-vacias-supera-los-23-millones.html

 (2) http://www.jcyl.es/web/jcyl/binarios/905/371/H%2003_12.pdf?blobheader=application%2Fpdf%3Bcharset%3DUTF-8&blobheadername1=Cache-Control&blobheadername2=Expires&blobheadername3=Site&blobheadervalue1=no-store%2Cno-cache%2Cmust-revalidate&blobheadervalue2=0&blobheadervalue3=JCYL_Estadistica&blobnocache=true

(3)http://www.ine.es/prensa/h_prensa.htm

Cine tramposo

Justo anoche, dia de entrega de los Oscar, hicieron una película de 2008 titulada “Venganza” (“Taken” en inglés). Me acerqué a la tele en mala hora, y vi una escena de acción, así que me senté un momento con curiosidad. Y finalmente la vi casi entera.

Quiero denunciar lo tramposa que es esa película, aunque no es la única. Si sólo la ves sin pensar, es una de acción con gran dosis de violencia, pero si te fijas bien, se le puede sacar jugo. Intento desglosar lo que quiero decir.

Ex-policía divorciado, con hija mona de 17 años que se va de viaje, y la secuestran unos malos.

Lo peor es que esta película muestra una violencia contínua y extrema por parte del poli, lo cual está automáticamente justificado porque se trata de buscar a su hija en situación de gran peligro. ¡Qué mejor razón para que excusemos, sin ponerlas en cuestión, todas las barbaridades que hace este animal!: cuando los malos son tan malos, cualquier violencia es aplicable sin dar explicaciones.

La hija le pide permiso para viajar a Paris a ver museos con unas amigas. Los adolescentes son mentirosos porque se va de gira por europa siguiendo a un conjunto musical.

La ex lo sabía, pero tapa a la hija, porque las mujeres son unas inconscientes.

Nada más llegar a Paris cae en manos de unos secuestradores que se dedican a la trata de blancas. Europa es peligrosa.

Los secuestradores son albano-cosovares. Los malos malísimos

Un poli francés, antiguo amigo del prota, no piensa ayudarle, y luego se sabe que cobraba mordida de los albanos, la poli europea es corrupta.

Los ricos pagan millonadas por estrenar a chicas vírgenes, eso sí, drogadas. Los ricos son unos criminales con yate.

Para encontrara a la muchacha, mata, detiene y tortura a todos los malos. Además, pone en peligro a medio Paris con sus persecuciones en contra-dirección y tiroteos en plena calle. Incluso le pega un tiro a quemarropa en el brazo a la espantada esposa del poli francés corrupto, y apunta a la cabeza a la pobre mujer para forzar a éste a que le revele información.  Entre otras lindezas clava, sin anestesia, sendos clavos en las piernas al secuestrador, y tras obtener su confesión lo deja conectado con unos cables a 220 voltios.

Gracias a que la hija era virgen se libra de que la prostituyan en unos barracones, y tiene suerte de que su criminal padre la salve a tiempo en el yate del ricachón que se la iba a beneficiar. Virginidad, valor supremo.

Y luego el tío, tras una orgía contínua de tiros, sangre y puñetazos, regresa sin problemas a su California, tan cariñoso con su sonriente hijita. Los buenos siempre ganan.

¡Menuda sarta de mensajes que te cuelan en cuanto te descuidas!

Y ¿cómo hacen una película así en la televisión pública? Protesto de que paguen por esa porquería con mis impuestos.

HE DICHO.

Escribo para aclararme__Indemnizaciones por despido

Se habla mucho sobre esto tras la reciente reforma del mercado laboral hecha por el gobierno del PP.

Como no veo claras la razones que justifiquen la existencia de las indemnizaciones por despido, he rebuscado por ahí. Parece que este derecho se instaura en 1944 se supone que para cubrir la precaria situación de un trabajador despedido, hasta que pueda encontrar otro puesto de trabajo, lo que tenía sentido al no existir ninguna prestación por desempleo.

En la actualidad en que ya existe esa prestación, ¿qué sentido tiene esa indemnización que viene a cubrir por partida doble al trabajador despedido?

Pensando:

1- Esta indemnización es un derecho no garantizado, ya que nadie puede asegurar que cuando la empresa prescinda de ese trabajador vaya a tener fondos para pagar la indemnización. Para que ese derecho fuera real, habría que obligar al empresario a tener una hucha garantizada para cada trabajador en la que habría de meter cada año el salario de 20, 33 o 45 dias, dinero que percibiría el trabajador llegado.

2- Pero el empresario en la actualidad ya va creando esa “hucha” a través de las cotizaciones a la seguridad social, con las que se pagará el desempleo de ese trabajador llegado el momento. En cuanto a cantidad , para hacernos una idea, una indemnización de 30 dias por año equivale a un mes por cada año, lo que representa 1/12 del sueldo, esto es un 8%. Para que sirva de comparación, creo que la cotización empresarial es un 23% de la base de cotización.

3- Si un trabajador tiene asegurada una prestación por desempleo, ¿que sentido tiene la indemnización? Otra cosa es que opino que el paro debería ser indefinido mientras el trabajador no encuentre un nuevo empleo; claro, que en este caso serían imprescindibles rigurosos sistemas de control para asegurar que el trabajador no realiza otras actividades sumergidas, y que no rechaza alegremente las ofertas de trabajo que le puedan ofrecer, todo lo cual sería materia de otro artículo.

Desde el punto de vista del empresario:

Un pequeño empresario me contaba que cuando un negocio va bien, la contratación de nuevos trabajadores y la ampliación de capacidad son relativamente fáciles, favorecidas cuando hay vientos de bonanza. Pero cuando por razones internas o externas la facturación baja y hay que “encoger” la empresa, resulta muy difícil asumir los gastos de despido. Me decía que es como una locomotora en la que aumentar de velocidad es fácil con sólo echar más leña al fogón, pero que no tiene frenos: si hay que despedir a trabajadores, hace falta un buen fondo de reserva, que probablemente ya no existirá si la situación crítica ya ha comenzado. Otro micro empresario me contaba que en esta crisis, tuvo que explicar a su mujer un buen dia, que se olvidara de unos pequeños ahorros que tenían “para por si acaso”, porque iba a tener que deshacerse de dos de los cuatro trabajadores que, por ser los más antiguos, de 15 le quedaban.

En muchos casos son los fondos públicos los que finalmente pagan estas indemnizaciones.

Yo soy un empleado corriente y si me despiden estaré encantado de cobrar mi indemnización, pero entiendo que no es lógico que una empresa tenga un coste añadido bastante grande, cuando simplemente necesita adelgazar un poco, ya que el tamaño de una empresa tiene que obedecer a las necesidades de cada momento y a los vaivenes del mercado al que sirve; la locomotora debería poder acelerar o frenar sin un coste excesivo, ya que quien no se adapta, fallece. Creo que ayudaria a la supervivencia de empresas y a una menor pérdida de puestos laborales, si cuando cualquiera de ellas detecta o prevé una reducción de ventas, pudiera adaptar rápidamente y de forma barata su tamaño al necesario.

Los trabajadores somo personas, que en realidad estamos alquilando nuestro cuerpo y nuestra mente. Mirado con distancia, podría ser normal que cuando alguien necesita de nuestro trabajo.

Quizá hay algún aspecto que se me escapa, y sé que mantener esta opinión pueda no ser politicamente correcto, pero es lo que pienso.

Esen.

El consumo eléctrico en alumbrado público

En Valencia el alumbrado público equivale a una bombilla de 16w por persona, encendida todas las noches. Supongo que será parecido en todas las ciudades españolas.

Según noticia de prensa se consumieron en 2010 casi 75GW (75 millones de kilowatios). Como en el total del año la mitad de horas son de dia, pongamos que el alumbrado está encendido 4.500 horas. Contando con un millon de habitantes, me sale que desde que anochece, es como si cada ciudadano tuviera encendida una bombilla de 16 watios.

Resulta que el ayuntamiento siendo gran consumidor, para la luz  a 17,8 céntimos/kWh, más cara que cualquiera de nosotros en nuestra casa. Si además consideramos que toda esa energía se ha consumido en horas valle, cuando la electricidad es normalmente mucho más barata, me parece que la gestión de compra es desastrosa.

Cada uno opinará lo que quiera, pero alumbrado público toda la noche, suficiente para poder leer en casi cualquier punto de las ciudades, parece excesivo, y es algo general en España, que tienen un nivel de iluminación muy superior al de cualquier ciudad de cualquier otro país europeo.

La política energética necesita que se le de la vuelta como a un calcetín.

Esen

“Un 0,7% de mis impuestos para la ciencia”, o “en qué gastamos el dinero de todos”

He oido en la radio algo sobre la propuesta que se ha hecho hace unos dias, y un amigo me envia un enlace tratando el asunto.
http://resistencianumantina.blogspot.com/2012/01/casilla-de-apoyo-la-ciencia-en-la.html

Los motivos y la necesidad de invertir en desarrollo científico y en investigación ya se han expuesto en muchos sitios y en lo básico creo que estamos todos de acuerdo.
Lo que quiero comentar es la posibilidad de marcar una X en la declaración de la renta para que el estado dedique una cierta cantidad a este asunto, imitando lo que se hace con las aportaciones a la iglesia y/o fines sociales. (Porqué hay desde hace unos años una casilla para la iglesia es tema que merecería un comentario aparte)

Es inevitable que personas sensibilizadas con otros temas, que no son la ciencia, también quieran pedir una casilla para que el estado gaste más en el asunto de su interés. Pero habría que poner otra casilla para que los partidarios de gastar/invertir en un epígrafe pudiéramos indicar también de qué apartado actual queremos que se detraiga…

De lo que estamos hablando en definitiva es del destino del gasto público.
Y por tanto, de las decisiones que los representantes políticos toman a diario, supuestamente en nuestro nombre.
O sea, estamos cuestionando el modelo de democracia representativa.

Ya he escrito que este tipo de sistema político, que puede que como se dice, sea el menos malo de los probados hasta ahora, no nos satisface.

https://esendraga.wordpress.com/2011/12/04/la-democracia-teoria-y-practica/

Este movimiento que pide la casilla, seguido por todos aquellos que van a pedir su casilla, es en definitiva el deseo de intervenir en la cosa pública, lo que por otra via manifiesta la misma tendencia que el movimiento 15M que pedía democracia real: cada vez somos más los que creemos que elegir a una colección de gente para que luego decida acerca de los grandes y pequeños detalles de cómo manejar la res pública en nuestro nombre, NO es buen sistema.

Por eso lo que yo quiero es un nuevo sistema NO representativo, sino participativo.

Quiero que la gente podamos participar en las propuestas de ley, en su elaboración y en su aprobación. Y por supuesto en las decisiones sobre el gasto público. Para eso no hace falta tanto diputado y concejal sino una colección de funcionarios que ejecuten las decisiones colectivas que habrían de canalizarse, con fiabilidad y seguridad, a través de nuevos sistemas de participación y decisión social.

Entre todos tenemos que ir perfilando propuestas para un nuevo tipo de sistema democrático. Es necesario, y creo que cada vez es más posible.

Las víctimas del conflicto vasco.

(Ver http://www.basquepeaceprocess.info/)

Hace un tiempo me pasaron este enlace a la pagina del “proceso de paz en el Pais Vasco”. Está en inglés pero supongo que habrá versión en otros idiomas, aunque no veo ningún link.

En la página hay varios artículos, como la transcripción de una entrevista a Otegi, o referencias al “grupo international de contacto”. Con carácter preferente se accede a los “acuerdos de la declaración de Guernika” Aquí habla de las víctimas del conflicto: “del reconocimiento, reconciliación y reparación a todas las víctimas que este conflicto político ha producido y a la realidad de múltiples violencias”.

Lo leí, pero nunca entendía bien lo de TODAS las víctimas, hasta que hace unos días oí mientras conducía una entrevista con un dirigente de Amaiur y en concreto de EA, cuyo nombre no recuerdo: parecía un tipo sincero y constructivo, y lo que dijo me aclaró algunas cosas. En la conversación sobre víctimas, además por supuesto de las víctimas del terrorismo de ETA, especificó como “otras víctimas” a las de los abusos policiales y a los torturados. Por supuesto a las víctimas del Gal, fueran realmente etarras o no. A las familias de los presos alejados de su casa, y también habría que añadir a las víctimas de la represión de los primeros y más duros años del franquismo. Este dirigente de EA comentó que le parecían delitos más graves que los de ETA aquellos delitos cometidos sobre ciudadanos por el estado a través de sus servidores públicos que deberían ser los primeros en cumplir la ley. Con lo que estoy totalmente de acuerdo.

Pero la cuestión es: ¿puede darse a todos estos casos la calificación de víctimas del “conflicto vasco”? Analicemos cada grupo:

– Víctimas de la dictadura. Las hubo en efecto en el Pais Vasco, pero no sólo allí, sino también en el resto del estado. En cierto modo ya se reconocieron estas víctimas tras la transición, y se ha vuelto a tratar el asunto con la famosa “memoria histórica” iniciada por Zapatero, aunque no parece haberse culminado este proceso. Las víctimas vascas de la represión, relacionadas con el independentismo yo diría que ya están incluidas en este paquete de ámbito estatal, por lo que no veo razón para darles un tratamiento aparte.

– Víctimas de violencia policial. No sólo los terroristas e independentistas fueron objeto de estos abusos y torturas, también los chorizos callejeros, los gitanos, los comunistas, los homosexuales y los opositores al régimen de cualquier lugar y color. Muchos casos habrán quedado impunes, pero en otros ha habido sentencias condenatorias. Deben hacerse todas las investigaciones necesarias para que, si fuera posible no quedara ningún culpable impune y ninguna de estas víctimas sin la debida reparación. Recuerdo una pintada de los años 80, al final de mi calle, cerca de un cuartel de la guardia civil que rezaba: “Juez Garzón etarra cabrón”. Con acento y todo. No sé si habrá alguna asociación de “víctimas de violencia policial”, pero claramente este es otro asunto, que no se circunscribe ni a los vascos ni a los independentistas.

– Víctimas del GAL. Estas sí están relacionadas directamente con la cosa vasca. Están todas las víctimas identificadas y hay culpables que cumplen o han cumplido condena. Si no han sido encontrados todos los culpables, las investigaciones deberían continuar, y si las víctimas no han sido debidamente reconocidas lo deberían ser.

– Otro tipo de víctimas serían los familiares de etarras encarcelados lejos de sus pueblos de origen, para quien la pena de sus allegados se agrava con el alejamiento. Es de lamentar el caso, aunque su situación ha venido siendo paliada por un trato favorable recibido de las diversas administraciones vascas, mediante subvenciones y ayudas. Debe ser muy duro tener un hijo, padre o esposo encarcelado, y más si está lejos, pero el perjuicio a estos familiares del condenado no es comparable al daño sufrido por un buen hombre que pasaba por allí cuando el encarcelado había hecho estallar una bomba, ni tampoco es comparable al dolor de sus deudos y huérfanos.

Por tanto, y por exclusión, yo deduzco lo más objetivamente que puedo, que las únicas víctimas del “conflicto” serían propiamente las víctimas de ETA y las del GAL, movimientos terroristas ambos, y el segundo con más delito, si cabe. Las que antes hemos descrito son víctimas de otras situaciones no relacionadas con el independentismo, ni con este “conflicto” en concreto, ni con el territorio de Euskadi.

Por tanto creo que meter en un indefinido saco común a las “víctimas de toda violencia” contribuye a una confusión que me parece NO contribuye a facilitar la resolución del “conflicto”.

En plan racional, lo primero que se necesita para resolver cualquier problema, y más si es uno complejo, es claridad en el planteamiento y separar los sub-problemas que contenga, para que puedan resolverse si es posible de forma independiente.

En este caso, la referencia contínua por parte de estos movimientos a “todas las víctimas” me temo que se hace para intentar dos efectos superpuestos: El primero es diluir en un totum revolutum la responsabilidad de los terroristas y la de todos los que les han venido apoyando. El segundo es el intento de sostener la falacia de que lo que ETA ha llevado a cabo todos estos años es una “lucha armada contra otro enemigo igualmente armado”, lo que sólo puede aplicarse en los contados casos de tiroteos entre policías y etarras, pero que es imposible de mantener en la mayoría de los centenares de asesinados, la mayor parte de los cuales no sólo no iban armados, sino que ni siquiera pertenecían a ningún tipo de cuerpo o ejército.

A veces, en cualquier orden de la vida, hay que tragarse algún sapo para evitar males mayores, pero este que comentamos es demasiado gordo para que hagamos como que no lo vemos.

Esta es mi opinión, pero no he podido enviársela a los señores de http://www.basquepeaceprocess.info ya que en todas las noticias pone claramente “Comments off”.  Esperemos que en esto también cambien con los nuevos tiempos que ellos anuncian.