La post-crisis_03. Nos hemos robado desde el pasado.

La idea es que durante los pasados años de bonanza se encontró el sistema de hacer un butrón en el tiempo y robar riqueza del futuro. Ahora estamos ya en ese “futuro” y nos damos cuenta de que nos falta dinero, estamos pobres y sin trabajo, y es porque nosotros mismos nos hemos robado desde el pasado.
Un mismo hecho o situación se puede ver desde muchos puntos, pero respecto a la situación de crisis esta es una manera de verla que quizá nos ayude a entender qué pasó. No sé quién ha acuñado el concepto, pero a mi me ha servido.

Por ejemplo, ¿dónde está el dinero que ahora Bankia y otros Bankios dicen que les falta?

Los bajos tipos de interés hicieron que particulares, empresas y administraciones pidieran créditos a los diversos bankios. Esto representaba disfrutar en aquellos momentos de una riqueza que todavía no se había generado, aprovecharse de lo que habría de ser producido en los próximos años.

¿En qué se fué ese dinero que ahora nos falta? Se habla de 20.000M€, o de 50.000 o incluso más.

  1. Por supuesto en los sueldos, primas y bonos para los gestores de toda esa maquinaria. Pongamos 100, 300 o 500 directivos @  una media de 10M€ (millones) cada uno, por la cuenta de la vieja serían 5.000M€, o quizá el doble, pero nos hacemos una idea de magnitud. Esta gente, con esos generosos emolumentos se ha comprado casas, coches, joyas, y habrá metido otra parte en las “islas del cocodrilo” que decía una entrevistada por la calle. (quizá se confundió con lo de Lacoste)
  2. Otra parte se fue en créditos a las empresas: algunas inversiones resultarían productivas, pero otras están ahora en forma de fábricas cerradas, naves vacías y polígonos industriales casi sin usar. Y algunos industriales que se llevarían el dinero antes de invertirlo realmente. No tengo idea cómo aproximar los créditos destinados a este apartado.
  3. Administraciones. El gasto público da alegría, todo es más bonito, el estado del bienestar proporciona más ídem, y los políticos salen reelegidos haciendo que la gente vea que todo va bien.
  4. Constructores: Los créditos que tan alegremente dieron esos bankios, y que ahora nadie va a devolver. se emplearon en:
    1. Pagar precios increíbles a propietarios y especuladores de terrenos rústicos que luego se iban a revalorar una barbaridad con bonitas casas y fastuosos bloques construidos encima. Algunos de esos campos todavía tienen algarrobos y hierbajos.
    2. Lógicamente hay mucho realmente construido, vendido o no, y eso es riqueza acumulada y casi perdida: hormigón, acero, cobre, cerámica y accesorios, dinero tirado que quizá algún dia sea útil. Leo (1) que hay un stock de viviendas que llega en número a los 2,32 millones. La diferencia entre el precio al que las pensaban vender (digamos a 150.000€ cada una) y el precio que realmente hoy pueden valer (¿80.000?) podría dar una pérdida, sólo por tener una idea, de unos 200.000M€.
    3. Otra parte se fue a los correspondientes ayuntamientos y otras administraciones, tanto en forma de impuestos legales, como bajo la forma de “obsequios” a los políticos y funcionarios que facilitaron recalificaciones y licencias. Todo esto imposible para mi de evaluar ni siquiera aprox. Y a todo este caudal hay que sumar las cantidades del apartado 3 que las propias administraciones pidieron prestado al sistema financiero.
      1. La parte ilegal se fue en financiación a los partidos, en caprichos personales de los beneficiados y en evasión de capitales,
      2. Y la parte visible se gastó alegremente en lujos públicos, algunos de ellos útiles, de los que todos nos aprovechamos como carreteras, parques o colegios, y otras superfluas y caras como fastos y fiestas, y megaconstrucciones “ad maiorem gloriam.”
      3. A su vez, lo empleado en todas estas obras se divide en lo realmente construido, más las pérdidas colaterales hacia diversos bolsos y bolsillos.
  5. Familias. Parece que durante los años de bonanza el gasto de las familias creció en una proporción muy superior al incremento de los sueldos reales. Todo esto salió del endeudamiento de todos. En la actualidad, según (2) hay en España 42.000 fincas hipotecadas, de las que 40.000 son urbanas y de las cuales, 25.000 son viviendas. Visto el parque de viviendas sin vender de más de 2 millones, 40.000 hipotecas parecen pocas. De todas maneras, según el INE (3) el importe medio de las hipotecas es de 112.600€. Lo que da un importe total hipotecado de casi 5.000 M€, lo que vistas las cifras que barajamos parece poca cosa.

Total, que ya estamos en ese futuro con la caja vacía. Los que ahora hemos pasado la cincuentena de años tenemos hijos digamos que treintañeros, muchos de ellos desempleados, o con bajos sueldos, o con escasas expectativas.

Aquellos de nosotros que hemos tenido algo de suerte en el trabajo, y un poco de cuidado con la economía familiar, tenemos pagada nuestra vivienda, e incluso algún apartamento o adosado en la playa o el monte. Y quizá algún ahorrillo. Me atrevo a pensar que parte de ello se lo robamos en los últimos 20 años al futuro en el que estamos. Y si no lo robamos nosotros directamente, al menos nos aprovechamos de los productos de aquel latrocinio.

Probablemente, parte de lo que sacamos entonces es lo que ahora les falta a nuestros hijos. Si para recuperarlo confían en la herencia, lo tienen mal, porque lo normal es que nosotros nos muramos cuando ellos estén en la edad de jubilarse. Así que les ayudamos bien acogiéndolos en la casa familiar cuando se quedan sin vivienda, o de la manera que mejor se pueda.

Creo que esta compensación inter-generacional es lo que seguramente nos salva, al menos en parte, de que el paro record que tenemos lleve aparejada una mayor conflictividad social, como cabría esperar.

Junio 2012

(1)  http://www.eleconomista.es/vivienda/noticias/2851687/02/11/Afinando-numeros-el-stock-real-de-viviendas-vacias-supera-los-23-millones.html

 (2) http://www.jcyl.es/web/jcyl/binarios/905/371/H%2003_12.pdf?blobheader=application%2Fpdf%3Bcharset%3DUTF-8&blobheadername1=Cache-Control&blobheadername2=Expires&blobheadername3=Site&blobheadervalue1=no-store%2Cno-cache%2Cmust-revalidate&blobheadervalue2=0&blobheadervalue3=JCYL_Estadistica&blobnocache=true

(3)http://www.ine.es/prensa/h_prensa.htm

Escribo para aclararme__Indemnizaciones por despido

Se habla mucho sobre esto tras la reciente reforma del mercado laboral hecha por el gobierno del PP.

Como no veo claras la razones que justifiquen la existencia de las indemnizaciones por despido, he rebuscado por ahí. Parece que este derecho se instaura en 1944 se supone que para cubrir la precaria situación de un trabajador despedido, hasta que pueda encontrar otro puesto de trabajo, lo que tenía sentido al no existir ninguna prestación por desempleo.

En la actualidad en que ya existe esa prestación, ¿qué sentido tiene esa indemnización que viene a cubrir por partida doble al trabajador despedido?

Pensando:

1- Esta indemnización es un derecho no garantizado, ya que nadie puede asegurar que cuando la empresa prescinda de ese trabajador vaya a tener fondos para pagar la indemnización. Para que ese derecho fuera real, habría que obligar al empresario a tener una hucha garantizada para cada trabajador en la que habría de meter cada año el salario de 20, 33 o 45 dias, dinero que percibiría el trabajador llegado.

2- Pero el empresario en la actualidad ya va creando esa “hucha” a través de las cotizaciones a la seguridad social, con las que se pagará el desempleo de ese trabajador llegado el momento. En cuanto a cantidad , para hacernos una idea, una indemnización de 30 dias por año equivale a un mes por cada año, lo que representa 1/12 del sueldo, esto es un 8%. Para que sirva de comparación, creo que la cotización empresarial es un 23% de la base de cotización.

3- Si un trabajador tiene asegurada una prestación por desempleo, ¿que sentido tiene la indemnización? Otra cosa es que opino que el paro debería ser indefinido mientras el trabajador no encuentre un nuevo empleo; claro, que en este caso serían imprescindibles rigurosos sistemas de control para asegurar que el trabajador no realiza otras actividades sumergidas, y que no rechaza alegremente las ofertas de trabajo que le puedan ofrecer, todo lo cual sería materia de otro artículo.

Desde el punto de vista del empresario:

Un pequeño empresario me contaba que cuando un negocio va bien, la contratación de nuevos trabajadores y la ampliación de capacidad son relativamente fáciles, favorecidas cuando hay vientos de bonanza. Pero cuando por razones internas o externas la facturación baja y hay que “encoger” la empresa, resulta muy difícil asumir los gastos de despido. Me decía que es como una locomotora en la que aumentar de velocidad es fácil con sólo echar más leña al fogón, pero que no tiene frenos: si hay que despedir a trabajadores, hace falta un buen fondo de reserva, que probablemente ya no existirá si la situación crítica ya ha comenzado. Otro micro empresario me contaba que en esta crisis, tuvo que explicar a su mujer un buen dia, que se olvidara de unos pequeños ahorros que tenían “para por si acaso”, porque iba a tener que deshacerse de dos de los cuatro trabajadores que, por ser los más antiguos, de 15 le quedaban.

En muchos casos son los fondos públicos los que finalmente pagan estas indemnizaciones.

Yo soy un empleado corriente y si me despiden estaré encantado de cobrar mi indemnización, pero entiendo que no es lógico que una empresa tenga un coste añadido bastante grande, cuando simplemente necesita adelgazar un poco, ya que el tamaño de una empresa tiene que obedecer a las necesidades de cada momento y a los vaivenes del mercado al que sirve; la locomotora debería poder acelerar o frenar sin un coste excesivo, ya que quien no se adapta, fallece. Creo que ayudaria a la supervivencia de empresas y a una menor pérdida de puestos laborales, si cuando cualquiera de ellas detecta o prevé una reducción de ventas, pudiera adaptar rápidamente y de forma barata su tamaño al necesario.

Los trabajadores somo personas, que en realidad estamos alquilando nuestro cuerpo y nuestra mente. Mirado con distancia, podría ser normal que cuando alguien necesita de nuestro trabajo.

Quizá hay algún aspecto que se me escapa, y sé que mantener esta opinión pueda no ser politicamente correcto, pero es lo que pienso.

Esen.

El consumo eléctrico en alumbrado público

En Valencia el alumbrado público equivale a una bombilla de 16w por persona, encendida todas las noches. Supongo que será parecido en todas las ciudades españolas.

Según noticia de prensa se consumieron en 2010 casi 75GW (75 millones de kilowatios). Como en el total del año la mitad de horas son de dia, pongamos que el alumbrado está encendido 4.500 horas. Contando con un millon de habitantes, me sale que desde que anochece, es como si cada ciudadano tuviera encendida una bombilla de 16 watios.

Resulta que el ayuntamiento siendo gran consumidor, para la luz  a 17,8 céntimos/kWh, más cara que cualquiera de nosotros en nuestra casa. Si además consideramos que toda esa energía se ha consumido en horas valle, cuando la electricidad es normalmente mucho más barata, me parece que la gestión de compra es desastrosa.

Cada uno opinará lo que quiera, pero alumbrado público toda la noche, suficiente para poder leer en casi cualquier punto de las ciudades, parece excesivo, y es algo general en España, que tienen un nivel de iluminación muy superior al de cualquier ciudad de cualquier otro país europeo.

La política energética necesita que se le de la vuelta como a un calcetín.

Esen

“Un 0,7% de mis impuestos para la ciencia”, o “en qué gastamos el dinero de todos”

He oido en la radio algo sobre la propuesta que se ha hecho hace unos dias, y un amigo me envia un enlace tratando el asunto.
http://resistencianumantina.blogspot.com/2012/01/casilla-de-apoyo-la-ciencia-en-la.html

Los motivos y la necesidad de invertir en desarrollo científico y en investigación ya se han expuesto en muchos sitios y en lo básico creo que estamos todos de acuerdo.
Lo que quiero comentar es la posibilidad de marcar una X en la declaración de la renta para que el estado dedique una cierta cantidad a este asunto, imitando lo que se hace con las aportaciones a la iglesia y/o fines sociales. (Porqué hay desde hace unos años una casilla para la iglesia es tema que merecería un comentario aparte)

Es inevitable que personas sensibilizadas con otros temas, que no son la ciencia, también quieran pedir una casilla para que el estado gaste más en el asunto de su interés. Pero habría que poner otra casilla para que los partidarios de gastar/invertir en un epígrafe pudiéramos indicar también de qué apartado actual queremos que se detraiga…

De lo que estamos hablando en definitiva es del destino del gasto público.
Y por tanto, de las decisiones que los representantes políticos toman a diario, supuestamente en nuestro nombre.
O sea, estamos cuestionando el modelo de democracia representativa.

Ya he escrito que este tipo de sistema político, que puede que como se dice, sea el menos malo de los probados hasta ahora, no nos satisface.

https://esendraga.wordpress.com/2011/12/04/la-democracia-teoria-y-practica/

Este movimiento que pide la casilla, seguido por todos aquellos que van a pedir su casilla, es en definitiva el deseo de intervenir en la cosa pública, lo que por otra via manifiesta la misma tendencia que el movimiento 15M que pedía democracia real: cada vez somos más los que creemos que elegir a una colección de gente para que luego decida acerca de los grandes y pequeños detalles de cómo manejar la res pública en nuestro nombre, NO es buen sistema.

Por eso lo que yo quiero es un nuevo sistema NO representativo, sino participativo.

Quiero que la gente podamos participar en las propuestas de ley, en su elaboración y en su aprobación. Y por supuesto en las decisiones sobre el gasto público. Para eso no hace falta tanto diputado y concejal sino una colección de funcionarios que ejecuten las decisiones colectivas que habrían de canalizarse, con fiabilidad y seguridad, a través de nuevos sistemas de participación y decisión social.

Entre todos tenemos que ir perfilando propuestas para un nuevo tipo de sistema democrático. Es necesario, y creo que cada vez es más posible.

La cuenta de la vieja-01 (Serie poco rigurosa de ensayos económicos, estadísticos, sociológicos, o de loquesalga)

 Pregunta: Con esta crisis, ¿cómo hay tanta gente en bares y restaurantes?

Respuesta:

En este final de 2011, en España somos 46M (millones) de personas. De los que la mitad 23M, somos potenciales trabajadores. Unos 5M están parados, y los 18M restantes tenemos empleo.

Vamos a ver cuántas personas de cada uno de esos tres colectivos es posible que tengan los recursos suficientes para ser clientes de hoteles, bares y restaurantes.

De los 18M de trabajadores, ¿cuántos hay con trabajo estable?

Funcionarios: Hay algo más de 3M empleados en alguna de las administraciones o en empresas públicas. Por cierto que de todos estos, el 20,8% gana más de 3.260€

Como quizá de estos 3M haya 0,5M de contratados y con riesgo de quedarse en la calle, podemos considerar que estos ciudadanos deben ser parte de los que pueden permitirse gastosuperfluos

………………………….2,5M

Grandes empresas: Parece que hay 4,6M de perceptores directos en estas empresas, con una media anual de ingresos de 23.800€. Este número de perceptores parece que es mayor que el de asalariados directos, por lo que pondremos 4M. Entre estos hay una parte de empleados temporales, en prácticas, o de muy baja cualificación con sueldos escasos.

Podemos considerar que al menos las tres cuartas partes de estos empleados pueden permitirse al menos pequeños lujos:

………………………. 3M

PYMES: He buscado datos, pero no he conseguido cifras fiables. Se supone que el resto de los ocupados que nos quedan, unos 10 millones, corresponden a empleados de PYMES, incluyendo autónomos y profesionales. Todos estos ya están en situación más precaria que los anteriores. Pero aún así al menos la mitad, esperemos, estarán en una situación relativamente estable, digamos:

………………..5M

Pensionistas: En estos momentos hay en España 8,8M de pensionistas: 0,45M tienen pensiones no contributivas, cuya media mensual es de 366€, lo que seguramente no les permitirá disfrutar de muchos lujos.

Mientras que los 8,35M restantes perciben pensiones contributivas, cuya media es de 803€.

Como mucho, pondremos que un tercio puedan gastar en superfluosidades

……………2,7M

Esto nos da una suma de gente con ciertos “posibles” de

………..13,2M

– – – – – – – – – – – – – – – –

Después de estos profundos estudios, he encontrado en el INE la encuesta de presupuestos familiares, bien interesante.

Entre las mil tablas, miremos la de ” Hogares, personas y tamaño medio del hogar según nivel de ingresos mensuales netos regulares del hogar”. Aunque es del año pasado, nos vale.

Hogares Personas Tamaño medio del hogar
2010 2010 2010
Total 16.989.750 45.374.580 2,67
Hasta 499 euros 540.652 1.092.243 2,02
De 500 a 999 euros 3.120.548 6.043.522 1,94
De 1.000 a 1.499 euros 3.577.828 8.846.792 2,47
De 1.500 a 1.999 euros 3.267.561 8.997.701 2,75
De 2.000 a 2.499 euros 2.230.995 6.651.525 2,98
De 2.500 a 2.999 euros 1.631.139 4.993.678 3,06
De 3.000 a 4.999 euros 2.109.677 6.979.785 3,31
5.000 euros o más 511.349 1.769.334 3,46

Más arriba hemos sacado por la cuenta la vieja una cifra de 13,2M.

Si sumamos los totales de esta tabla de abajo hacia arriba, los tres grupos de mayor renta suman 13,7M, esto es, un 30% de la población, y un 25% de los hogares.

(Ojo que los ingresos son por hogar, no por persona)

Sin saberlo, resulta que hemos adjudicado la posibilidad de gastar en cafés y copas a las personas que viven en hogares con una renta mensual regular superior a 2.500€.

Como las tablas del INE son un pozo sin fondo, hay un apartado de gastos por “grupos de gasto” y por “grupos de renta”

De esta tabla se deduce que las familias de los tres grupos de mayor renta destinan más del 10% de su gastos totales al grupo 11, “Hoteles, cafés y restaurantes”. Que en euros/semana son 73 para los hogares con más de 2.500€ de ingresos, 100 para el siguiente grupo y casi 160€/semana para los de mayor renta.

Resulta que uno de cada cuatro hogares, con una media de tres personas, gastan entre 70 y 160€/semana en hostelería. Esto es entre 23 y 53€/persona/semana.

Pero es que incluso los dos grupos de menor renta destinan un 5% de su gasto a este epígrafe.

¡Ahora lo entiendo!

Referencias usadas:

http://www.cincodias.com/articulo/economia/madrileno-gana-media-extremeno/20111128cdscdieco_3/

http://www.aeat.es/static_files/AEAT/Estudios/Estadisticas/Informes_Estadisticos/Informe_de_Ventas__Empleo_y_Salarios_en_las_Grandes_Empresas/2011/VESGE.pdf

http://javiersevillano.es/Pensiones.htm

http://www.ine.es/jaxiBD/tabla.do