La huelga general que viene

Este comentario es en respuesta a un post que he leido, en que su autor se declara ferviente partidario de la huelga general.

http://sagara1977.wordpress.com/2012/03/11/huelga-general-y-ley-de-la-gravedad-historica/

Coincidimos en una cosa: la situación actual ha de ser cambiada en muchos aspectos.

Pero la idea de que una huelga puede ser útil, no me resulta convincente. Seguramente la huelga en una industria o sector determinado es un mecanismo que puede ser eficaz, pero dudo que una huelga general sea un medio que pueda ayudar a cambiar las muchas cosas que funcionan mal.

En mi opinión hay dos cosas fundamentales que cambiar:
1- El sistema político de democracia representativa. Esto requiere una concienciación de los ciudadanos. (ojo, que no menciono a “los trabajadores”)
2- La estructura económica en que los mercados financieros (donde ejercen entes privados) condicionan a los estados y a todos los ciudadanos.

Sobre el punto 1 ya he expresado mi punto de vista en algún artículo de mi blog (https://esendraga.wordpress.com/2012/01/15/un-07-de-mis-impuestos-para-la-ciencia-o-en-que-gastamos-el-dinero-de-todos/), y sobre el segundo creo que también, y que de alguna manera se concreta en que el dinero es un mecanismo que debería estar bajo control público.

En cuanto a la convocatoria de una huelga general, es un intento de muestra de oposición a la política del gobierno en un momento determinado, que me parece ineficaz e ineficiente:
1- La oposición al gobierno la deberán ejercitar los partidos de la ídem
2- La representatividad de los convocantes es más que discutible.
3- La “medición” de su éxito es de lo más inexacto: en unos casos porque trabajadores que querrían hacerla, se juegan demasiado, y en otros porque gente contraria se ve “obligada” a seguirla.
4- Representa con seguridad un grave perjuicio colectivo que no nos podemos permitir.

Por último coincido contigo en que es necesario “engendrar un sujeto histórico que recupere un gobierno que se preocupe por el interés de la Humanidad”.
Pero como los problemas que tenemos no son los mismos que en los tiempos de la revolución industrial, las soluciones que necesitamos tampoco lo son. Y los medios que se usaron entonces ya no sirven ahora.
No me preguntes cuáles son las soluciones ni los medios, porque tampoco tengo las respuestas.
Pero sí estoy seguro que una huelga general no ayudaría en nada, ni a corto ni a largo plazo.
Su éxito solamente satisfaría a quien considere que “perdió” las pasadas elecciones, cuando es obvio que el partido que no las ganó, seguía las mismas directrices que este sigue ahora. Las diferencias entre los dos partidos cuando están en el poder son realmente de orden menor.

Los dos cambios que menciono más arriba (organización politica y sistema económico) representarían alterar totalmente las reglas de juego político y económico, pero con las reglas actuales los gobiernos no tienen mucho margen de actuación, y como era de esperar los “parias de la tierra” están siendo, y seguirán siéndolo, los peor parados.

Lo peor es que ningún gobierno de este partido ni de ningún otro posible, tiene ni tendrá interés alguno en cambiar las reglas de juego.

Como decís más arriba, de momento cada uno pone su granito de arena.

saludos a todos

Anuncios