La democracia. Teoría y práctica.

Las reglas de la democracia.

Hace unos días tuvimos elecciones al parlamento español. La gran mayoría de votantes ha optado por uno de los dos partidos grandes, como era de esperar, y dada la ley electoral actual, los partidos minoritarios de ámbito estatal quedan muy sub-representados.

Los sistemas electorales son los que determinan el mecanismo por el que los votantes decidimos quiénes van a decidir acerca de qué leyes se han de promulgar, qué sistema emplearán para ello y, por supuesto, a quién van a nombrar para elegir y presidir el gobierno.

Yo diría que todo esto es lo bastante importante como para que se le dedique un momento.

La democracia en teoría. Cuestiones base.

Wikipedia define democracia en sentido amplio, como “una forma de convivencia social en la que todos sus habitantes son libres e iguales ante la ley y las relaciones sociales se establecen de acuerdo a mecanismos contractuales.”

Yendo a los orígenes parece lógico que un poblado, sociedad, o grupo de personas decida su línea de acción como conjunto mediante consulta a sus miembros. Aunque la historia nos dice que lo más frecuente ha sido que las decisiones las ha tomado el más fuerte, astuto y bruto del grupo, y que los demás han obedecido sin rechistar.

Pero si la población es reducida, y su espíritu es colaborativo, el método asambleario con discusión y votación a mano alzada, el más primario, puede ser buen sistema.

En grupos de elevado número de miembros, la solución habitual consiste en que la población elije a unos representantes, y éstos decidan qué hacer.

Esto suscita dos primeras cuestiones:

  • La primera es que el hecho de que la decisión final se adopte por la mayoría del grupo o de los representantes, no garantiza por sí que la opción elegida sea objetivamente la mejor para todos, ya que solamente se sabe que es la preferida por la mayor parte. A falta de otro sistema, habrá que darlo por bueno.
  • Y la segunda cuestión es el principio de la democracia representativa, que en mi opinión necesita dos elementos para que sea un sistema aceptable:
    1. Que los “representantes” sean “representativos” de la población a la que han de “representar”, lo que depende de la mecánica electoral.
    2. Que una vez los elegidos están en funciones, no pueden tener carta blanca, por el contrario, deben existir unos sistemas de control bien establecidos y lo bastante rígidos para que su actuación se ajuste al mandato recibido.

Nuestro caso particular.

No es necesario explicar lo que todos sabemos acerca de nuestro sistema en cuanto a representatividad. Los partidos de ámbito regional o local quedan sobre-representados en las Cortes, mientras que los minoritarios que se presentan en todas las circunscripciones necesitan un número mayor de votantes para conseguir cada escaño. Parece lógico y equitativo que el sistema se cambie en este sentido.

Tras la transición quedó el sistema establecido así, con un doble objetivo;

  • Por una parte conseguir un menor número de partidos en el parlamento con el fin de mejorar la estabilidad de los gobiernos. Para esto la aplicación de la ley D’Hont en circunscipción única, puede funcionar.
  • Por otra parte conseguir que las “nacionalidades” tengan más representación que la que numéricamente les correspondería, lo que parece que fue una de las condiciones para que estos partidos de aquella época apoyaran la nueva constitución. La existencia de un gran número de representantes nacionalistas en el parlamento estatal, que es quien hace las leyes, constituye una incoherencia ya que estos parlamentarios no tienen porqué defender el interés general, sino solamente el de los votantes de su “región o nacionalidad”.

Esto es como si los vecinos de los cuatro áticos de mi escalera se presentaran en bloque a vocales en la junta de copropietarios con el objetivo de defender que quieren un régimen especial para pagar menos cuota y estar exentos de las derramas cuando hay una avería. Es ilógico.

¿Es posible cambiar la ley electoral? Si la tiene que cambiar el parlamento actual, parece difícil, ya que de los 350 diputados hay 296 de partidos favorecidos por la ley  d’Hont. Otros 38, de partidos nacionalistas, que tampoco tienen ningún interés en un cambio que les llevaría a perder poder, y sólo quedan 16 de IU y UPyD, que sí proponen la modificación del sistema.

Pese a que visto objetivamente el sistema actual no es adecuado, no va a ser fácil, pero yo lo creo necesario.

Alternativas a la democracia representativa

El hecho de que unos representantes actúen en nombre nuestro resulta peligroso, ya que un elegido que en principio presentaba planteamientos que sus votantes apoyaban es frecuente sufra cambios de opinión, ya sea por si mismo o por presiones externas, llegando a veces a que sus ideas resulten opuestas a la de sus votantes.

Al ser esto algo inevitable, es necesario que se potencien los sistemas de iniciativa popular, única via para conseguir un cambio de rumbo.

Pero en la actualidad, era de la comunicación, de las redes sociales y del DNI electrónico, ¿es necesario nombrar a unos cuantos para que obren durante cuatro años a su antojo? ¿No creéis que sería mejor un sistema contínuo de toma de postura popular, sobre todos los asuntos y que un grupo de funcionarios preparados y obedientes ejecutara las órdenes de la mayoría?

Estoy convencido de que esto es posible, aunque necesitaremos un mayor nivel de educación y de implicación de todos en el manejo de la res pública.

Hay que profundizar en esta línea y, mientras tanto, controlar bien a estos que ha salido elegidos.

Esen Draga.

Anuncios

Un pensamiento en “La democracia. Teoría y práctica.

  1. Pingback: “Un 0,7% de mis impuestos para la ciencia”, o “en qué gastamos el dinero de todos” | esendraga

Por favor, si estás en desacuerdo, deja una respuesta.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s